Cursos del proyecto AQUILA a-LIFE

Argitaratuta Asteazk Otsaila 06, 2019 by admin



Medio Ambiente continúa con la vigilancia permanente de accidentes y la adecuación de los tendidos eléctricos en Navarra

NAVARRA.ES  Miércoles, 06 de febrero de 2019

El Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local continúa su labor de protección de la avifauna frente al peligro de electrocución por colisión con los tendidos eléctricos en la Comunidad Foral, añadiendo una nueva oferta formativa en el tema para especialistas e interesados, que permita prever los accidentes y encontrar las mejores soluciones para evitar la muerte de aves.

Se trata, concretamente, de una iniciativa del proyecto AQUILA a-LIFE – que desarrolla el Gobierno de Navarra a través de la empresa pública GAN-NIK que trabaja en la protección del águila de Bonelli, y que ofrece tres tipos de cursos dirigidos a diferentes grupos de interés: uno básico, otro para profesionales del sector eléctrico y un tercero para especialistas del sector ambiental.

La propuesta formativa de AQUILA a-LIFE incluye en primer lugar un curso básico, para quienes quieran conocer con cierta profundidad la problemática, pensado para aficionados a la naturaleza, estudiantes de carreras ambientales o técnicas, ONGs ambientales, profesionales del sector cinegético y agroganadero y técnicos de ayuntamientos, entre otros. El segundo es un curso avanzado para profesionales del sector eléctrico (técnicos y operarios de compañías eléctricas, contratas, suministradores de material eléctrico y de protección contra la avifauna, etc.). Y el tercero es otro curso avanzado dirigido al sector ambiental; concretamente, para técnicos y autoridades de medio ambiente de las administraciones públicas, policía ambiental (Agentes Forestales o de Medio Ambiente, Seprona, Policía Autonómica), empresas de consultoría ambiental, y miembros de asociaciones u ONGs que trabajen en proyectos relacionados con la conservación de las aves.

Los cursos son vía online y se estructuran en diferentes módulos. Tanto la información completa como el formulario de inscripción se encuentran en la página web del proyecto. La matrícula es gratuita y a su finalización se expide el titulo correspondiente. Esta oferta formativa comenzó el pasado mes de enero y está abierta hasta la finalización del proyecto en 2022. Hasta el momento, 200 personas han completado alguno de los cursos ofertados y se han superado ya las 1.400 inscripciones.

El objetivo del lanzamiento de estos cursos es fomentar la formación imprescindible para encontrar las soluciones más eficaces que eviten la muerte de aves en tendidos eléctricos. Se busca también facilitar la acción conjunta de la ciudadanía y sectores especialmente implicados en resolver uno de los grandes problemas para muchas especies, a menudo protegidas.

Vigilancia contra la primera causa de mortalidad de aves protegidas

Además, el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, consciente de la elevada mortalidad por electrocución de rapaces protegidas como el águila de Bonelli, viene manteniendo también distintas actuaciones en materia de protección de avifauna y tendidos eléctricos, que consisten fundamentalmente en la prospección e inventariado de tendidos peligrosos y en la corrección de los mismos.

Por un lado, en los últimos meses se han firmado convenios de colaboración del Gobierno de Navarra con las empresas eléctricas Iberdrola y Endesa para la realización de actuaciones de adecuación de tendidos eléctricos de alta tensión. Y, al mismo tiempo, y cada vez que se registra una incidencia de mortalidad de avifauna con tendidos eléctricos en Navarra, el Departamento realiza un requerimiento a la empresa y ésta revisa y adapta el tendido en cada caso.

El proyecto europeo AQUILA a-LIFE para el águila de Bonelli

El proyecto europeo AQUILA a-LIFE, dedicado a la protección del Águila de Bonelli y desarrollado por la empresa pública GAN-NIK hasta 2022, toma el relevo del anterior, el LIFE Bonelli (2014-2017), también dedicado a esta rapaz, y su objetivo es la recuperación en el Mediterráneo occidental del águila de Bonelli (Aquila fasciata), revertiendo su tendencia poblacional regresiva.

También llamada águila perdicera, el águila de Bonelli es una de las aves rapaces más amenazadas de Europa, y se encuentra en regresión en gran parte de sus poblaciones. Uno de los puntos débiles de esta rapaz es su elevada mortalidad por electrocución ya que, además de posarse en la parte alta de los apoyos, también utiliza –a diferencia de las otras grandes águilas- los puntos inferiores de las crucetas, donde el riesgo se multiplica.

El caso más reciente es el de la muerte de Zoiletilla, uno de los 5 pollos liberados en Cáseda en mayo de 2018 y cuyo fallecimiento por electrocución se constató en Lérida el pasado mes de diciembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *