Día Mundial de los Humedales

Publicado Viernes Febrero 01, 2019 by admin



Navarra se suma a la celebración del Día Mundial de los Humedales, claves en la protección contra los efectos del cambio climático

NAVARRA.ES  Viernes, 01 de febrero de 2019

La Comunidad Foral cuenta con seis especialmente protegidos y dos de ellos, Las Cañas y Pitillas, de importancia internacional

Este sábado 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, que en esta edición de 2019 subraya la importancia de estos ecosistemas en la lucha contra le cambio climático. En concreto, recuerda su importante papel protector contra los fenómenos meteorológicos extremos, para reducir las inundaciones, atenuar las sequías y almacenar carbono de forma natural.

En ese marco, y dado que Navarra es una tierra rica en humedales, el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local se suma también a esta celebración, recordando que la Comunidad Foral cuenta con una veintena de estos ecosistemas de gran valor, seis de los cuales están catalogados como Zonas de Especial Protección dentro de la Red Natura 2000 y, de ellos, dos son Humedales de Importancia Internacional.

Concretamente, se trata de la Estanca de Dos Reinos en Carcastillo, la Laguna del Juncal en Tafalla, la Balsa del Pulguer, entre Tudela y Cascante, y la Badina Escudera en Villafranca. Los dos más destacados, y catalogados como Humedales de Importancia Internacional Ramsar son la Laguna de Pitillas y el Embalse de Las Cañas en Viana. Todas ellas cuentan además con su Plan especial de uso y gestión.

Aliados naturales que almacenan agua y absorben carbono

El Día Mundial de los Humedales se celebra cada 2 febrero para conmemorar la firma en la ciudad iraní de Ramsar del tratado intergubernamental para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos: la Convención sobre los Humedales de 1971. En este 2019, la temática corresponde a “Humedales y cambio climático”, con el lema No estamos indefensos ante el cambio climático, y recordando que los humedales son aliados naturales en el trabajo de mitigación de sus efectos.

Concretamente, los humedales continentales como las llanuras de inundación, los ríos, los lagos y los pantanos reducen las inundaciones y atenúan las sequías, funcionando como esponjas que absorben y almacenan el exceso de lluvia reduciendo las inundaciones, y almacenan y liberan agua, retrasando la aparición de las sequías.

Los humedales absorben y almacenan carbono de forma natural, ya que las turberas, los manglares y los pastos marinos son los sumideros de carbono más efectivos de la Tierra, pues absorben y almacenan grandes cantidades de carbono. Las turberas, en concreto, almacenan casi el 30 % de todo el carbono terrestre, es decir, el doble de la cantidad combinada de todos los bosques del mundo.

Por su parte, los humedales costeros protegen de los fenómenos meteorológicos extremos, ya que marismas saladas, manglares, praderas de pastos marinos y los arrecifes de coral actúan como amortiguadores, reducen la intensidad de las olas, las mareas tormentosas y los tsunamis, y protegen al 60 % de la humanidad que vive y trabaja a lo largo de las costas de las inundaciones, los daños materiales y la pérdida de vidas humanas.

Toda la información sobre humedales protegidos de Navarra se encuentra en la web de la Red de espacios naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *